¿Qué es el ateísmo? (Selección)

Traducido del inglés por Roberto Aguirre Maturana Roberto Aguirre Maturana y Ramón Aguirre Maturana.

El ateísmo se caracteriza por una ausencia deliberada (es decir, elegida) de creencia en la existencia de dioses. Algunos ateos llegan más lejos, y creen que algunos dioses en particular, o todos los dioses, no existen. "Entonces, ¿Cuál es la justificación filosófica o base para el ateísmo?"

Hay muchas justificaciones filosóficas para el ateísmo. Para averiguar por qué cierta persona en particular escogió ser ateo, lo mejor es preguntarle. Muchos ateos sienten que la idea de un Dios tal y como es presentada por la mayoría de las religiones es esencialmente auto-contradictoria, y que es lógicamente imposible que tal Dios pueda existir. Otros son ateos a través del escepticismo, debido a que no ven evidencia de que Dios exista.

Es generalmente aceptado que debemos asumir que las cosas no existen a menos de que tengamos evidencias de lo contrario. Incluso los teístas siguen esta regla la mayor parte del tiempo; ellos no creen en unicornios, a pesar de que no pueden demostrar concluyentemente que no existen unicornios en ninguna parte.

Si bien pudiera ser imposible demostrar concluyentemente que no existe ningún dios, existe la posibilidad de probar que cierto dios tal y como es descrito por un texto religioso en particular no existe. Incluso pudiera ser demostrable que ningún dios, tal como es descrito por cualquier religión actual, existe. En la práctica creer que no existe ningún Dios tal y como es descrito por cualquier religión es muy parecido a creer que no existe ningún Dios. Los creyentes dicen "Dios es único, Él es el Ser Supremo, el creador del universo. Por definición él debe existir."

Las cosas no existen solamente por haber sido definidas de ese modo. Sabemos mucho acerca de la definición de Santa Claus - qué aspecto tiene, qué es lo que hace, dónde vive, como se llaman sus renos, etcétera. Pero eso no implica que Santa Claus exista. El ateísmo ciertamente no es una creencia en ninguna clase de poder sobrehumano, ni se caracteriza por la adoración en ningún sentido relevante. Extender la definición de "religioso" para incluir al ateísmo trae como consecuencia que sorprendentemente muchos otros aspectos del comportamiento humano deban ser igualmente clasificados como "religiosos" -por ejemplo la ciencia, la política y ver televisión.

"OK, tal vez no es una religión en el estricto sentido de la palabra. Pero ¿no es acaso creer en el ateísmo (o ciencia) un acto de fe, al igual que la religión?"

Primero que nada, no está del todo claro que el ateísmo escéptico sea algo en lo que uno cree.

Segundo, es necesario adoptar un cierto número de supuestos o creencias básicas para poder dar sentido a nuestra experiencia sensorial. La mayoría de los ateos tratan de adoptar la menor cantidad posible de estas creencias básicas; e incluso éstas están sujetas a discusión si la experiencia las pone en duda.

El ateísmo es la posición que se opone lógicamente al teísmo; en ese sentido, puede decirse que es "anti-religión". Sin embargo, cuando los creyentes religiosos se refieren a los ateos como "antirreligiosos" usualmente quieren significar que los ateos tienen algún tipo de antipatía u odio hacia los teístas. Esta categorización de los ateos como hostiles hacia la religión es bastante errada. De hecho la actitud de los ateos hacia los teístas cubre un amplio espectro. La mayoría de los ateos toma una actitud de "vive y deja vivir". A menos que se les pregunte, generalmente no mencionarán su ateísmo, salvo quizás a amigos cercanos. Por supuesto, esto puede deberse en parte al hecho de que el ateísmo no es "socialmente aceptable" en muchos países.

Algunos ateos son bastante expresivos acerca de sus creencias, pero sólo cuando ven a la religión interviniendo en temas que no le incumben -- por ejemplo, el gobierno de los EEUU. Tales individuos son usualmente de la opinión de que la Iglesia y el Estado deben mantenerse separados.

"Pero al no permitir a la religión opinar en materias de Estado ¿No es lo mismo que el ateísmo de Estado?"

El principio de la separación de Iglesia y Estado establece que el Estado no debe legislar en materia de creencias religiosas. En particular, esto significa que el Estado no sólo no puede promover una religión en desmedro de otra, sino que además no debe promover ninguna creencia de naturaleza religiosa.

Aún así, las religiones pueden opinar en materias netamente seculares. Por ejemplo, los creyentes religiosos han sido históricamente responsables de apoyar muchas reformas políticas. Incluso hoy, muchas organizaciones que promueven un incremento en el gasto en ayuda al extranjero han sido concebidas como campañas religiosas. Mientras ellos se pronuncien respecto a materias seculares, y mientras no discriminen en aspectos religiosos, la mayoría de los ateos estarán muy felices de verlos dar su opinión.

"¿Qué hay sobre la oración en las escuelas? Si no existe Dios ¿Por qué te preocupa que la gente rece?"

Porque las personas que rezan son votantes y legisladores, y tienden a hacer cosas que aquellos que no rezan simplemente no pueden ignorar. Además, la oración cristiana [o de cualquier religión] en las escuelas es intimidante para los no cristianos, incluso si se les permite no participar. Es particularmente malo si la oración es dirigida por un profesor, o cualquier otra persona con apoyo oficial.

Muchos ateos parecen sentir que el ateísmo no es algo que valga la pena mencionar en relación con la caridad. Para ellos, el ateísmo es tan sólo una cuestión obvia de todos los días, al igual que la caridad. Muchos sienten que es en cierto modo barato, por no decir que hipócrita, usar la caridad como una excusa para promover un conjunto particular de creencias religiosas. Para los ateos débiles, construir un hospital para decir "Yo no creo en Dios" suena como una idea extraña; algo así como organizar una fiesta para decir "Hoy día no estoy de cumpleaños". ¿Por qué hacer alboroto?. El ateísmo rara vez es evangelístico. Quien quiera que seas, lo más probable es que hayas conocido a varios ateos sin darte cuenta. Los ateos usualmente no tienen nada de excepcional en aspecto o apariencia.

"¿Nada de excepcional? ¿Acaso los ateos no son menos morales que la gente religiosa?"

Eso depende. Si defines moralidad como obediencia a Dios, entonces por supuesto que los ateos son menos morales pues no obedecen a ningún Dios. Pero usualmente cuando uno habla de moral, se refiere a qué comportamiento es aceptable ("correcto") o inaceptable ("incorrecto") dentro de la sociedad.

Los humanos son animales sociales, y para ser exitosos al máximo, deben cooperar entre ellos. Esa es una razón lo suficientemente buena como para desanimar en los ateos un comportamiento "antisocial" o "inmoral", puramente por motivos de autoconservación. Muchos ateos se comportan de una manera "moral" o "compasiva" simplemente porque sienten una tendencia natural a empatizar con otros seres humanos. Entonces ¿Porqué se preocupan de lo que les pase a los demás?. No saben, simplemente son de esa manera. Naturalmente, hay algunas personas que se comportan "inmoralmente" e intentan usar el ateísmo para justificar sus acciones. Sin embargo, también hay mucha gente que se comporta "inmoralmente" y después trata de usar creencias religiosas para justificar sus actos.

"¿Existe algo como una moralidad atea?"

Si quieres decir "¿Existe algo como la moralidad para los ateos?", entonces la respuesta es sí, como explique anteriormente. Muchos ateos tienen ideas sobre la moral que son al menos tan fuertes como las mantenidas por la gente religiosa. Si quieres decir "Tienen los ateos algún código moral característico?", entonces la respuesta es no. El ateísmo por si sólo no indica mucho acerca de como se comportará una persona. Muchos ateos siguen muchas de las misma "reglas morales" que siguen los teístas, pero por razones diferentes. Los ateos ven la moral como algo creado por los humanos, en base a cómo sienten los humanos que "debe" funcionar el mundo, en vez de verla como un conjunto de reglas decretadas por un ser sobrenatural.

Los ateos no son increyentes a través de la ignorancia o la negación; son no creyentes por elección. Una vasta mayoría de ellos ha pasado tiempo estudiando una o más religiones, a veces en gran profundidad. Ellos han tomado una decisión cuidadosa y bien considerada para rechazar las creencias religiosas. Esta decisión puede ser, por supuesto, una consecuencia inevitable de la personalidad individual. Para una persona naturalmente escéptica, la elección del ateísmo es a menudo la única que tiene sentido, y por lo tanto, la única elección que esa persona puede hacer honestamente.



Para ver el artículo completo:
http://www.angelfire.com/az/ateismo/introduccion.html

Arriba