PEQUEÑA INTRODUCCION A LA
RELIGION MAYA
(La historia antigua, antes de la influencia de los Toltecas)

La religión maya estaba basada principalmente en los fenómenos (de manera interpretativa) de la naturaleza, se ha llegado a la conclusión de que los mayas tenían el concepto de que la tierra era plana y el cielo estaba sostenido por cuatro hermanos llamados Bocaboob, cada uno de ellos se situaba en un punto cardinal donde se encontraba un árbol de ceiba y un color: rojo al este, negro al oeste, amarillo al sur y blanco al norte y un último color se situaba al centro de la tierra, el verde.

Al firmamento lo consideraban dividido en trece capas o estamentos, en donde vivía y gobernaban cada uno de sus dioses. Estos eran los dioses del bien y de la luz. Los trece "mundos" Oxlahuntikú (oxlahun significa 13, ti significa de y kú dios).

Debajo de nuestro mundo, creían que existían también nueve capas que llamaban Bolontikú o sea, la mansión de los nueve dioses. Los dioses de "arriba" trabajaban para prodigar el bien y los de abajo para neutralizarlo, pensaban que todas las calamidades eran producidas por estos últimos tales como las enfermedades, las plagas, las sequías, las guerras etc. este es más o menos el concepto maya de Dios y el demonio.

La gente humilde y sin cultura, sostenía que el mundo era sostenido por un enorme lagarto que vivía en el agua, esta creencia no es validada por los sacerdotes y gente culta pues invalidaba el concepto de las nueve capas del inframundo.

El Dios principal (según algunos estudiosos) sería Hunab Kú ( Hunab, solo y kú dios), deidad omnipotente que gobernaba el planeta, asistido por varias deidades de carácter secundario, sin embargo en el Popolvuh se menciona a Tepeu y Gucumaz como los progenitores de la creación.

Entre los dioses del cielo (celestes) estaba el sol Kin, la luna Uh, el planeta Venus Noh Ek, la estrella del norte Xaman Ek y otros de menor importancia.

Los fenómenos de la naturaleza también eran deidades, así tenemos en primer lugar (e importantísimo) a Yum Chaac el dios de la lluvia, Ik el dios del viento y Yum Kak el dios del fuego.

Las actividades humanas también tenían sus dioses, Yum Kax era el dios de los campos y la agricultura, al dios de la guerra lo llamaban Ek Chuah, la sabiduría era representada por el dios Itzamná, la diosa del suicidio (en referencia a los sacrificios humanos) era Ix Tab y el dios de la muerte Ah Puch entre muchos otros.

A parte de estos dioses, cada día del mes (20) tenía su propia deidad al igual que cada mes del año (19).

Algunos historiadores afirman que los mayas representaban a sus deidades en grupos, como una especie de Trinidad Cristiana. A su vez, creían que el espíritu era inmortal y la vida en el más allá, dependía de la conducta mostrada en este mundo. Las almas buenas iban a reposar a la sombra de un enorme árbol que llamaban Yaxché (que es la ceiba) en donde reinaba la paz, la tranquilidad, abundaba la comida y la bebida, mientras los malvados se iban a un lugar más bajo que llamaban Metnal que es el "infierno" de grandes necesidades, hambre, frío, cansancio y tristeza y eran atormentados por el "demonio" al cual llamaban Hun-hau.

 

Los sacerdotes:

Los sacerdotes tenían un importante papel en la sociedad maya, pues aparte de ser muy respetados por su sapiencia y categoría, fungían como consejeros de los máximos dirigentes. Estos sacerdotes tenían los conocimientos científicos, especialmente en astronomía, predecían los fenómenos celestes y llevaban la cuenta del tiempo en forma admirable, así mismo conocían el secreto de las complicadas escrituras de sus antepasados. A parte de su preparación, llevaban una vida muy casta, pues no podían tener mujer y se sometían a rígidas disciplinas tales como la abstenciones y autosacrificios consistentes en largos ayunos, se sangraban la nariz, orejas, se perforaban las mejillas, la lengua, el pene etc. Tomaban parte activa en los sacrificios humanos, claro que el conocido rito de sacar el corazón de la víctima es posterior cuando se ven influenciados por los Toltecas.

Ir Atrás