GLOSARIO
"C"

Calendario Gregoriano: Es el calendario usado actualmente en todo el occidente (y en algunos del oriente), especialmente por los países cristianos. El mismo reemplazó al «Juliano» (el calendario de la Antigua Roma, reformado por Julio Cesar en el s. I a.C.).
El cambio se hizo en 1582, cuando el Papa Gregorio XIII (de allí el nombre) emitió la bula que lo implantó en todos los reinos cristianos de la época (con la única excepción de Inglaterra, donde el Papa ya no era más el jefe de la Iglesia).
El año juliano era 11 minutos y 14 segundos más largo que el año solar. Esta diferencia se acumuló hasta que hacia 1582 el equinoccio de primavera se produjo 10 días antes y las fiestas de la iglesia no tenían lugar en las estaciones apropiadas. Para conseguir que dicho equinoccio se produjera hacia el 21 de marzo, como ocurrió en el 325 d.C., año del primer Concilio de Nicea, el papa Gregorio XIII promulgó un decreto eliminando 10 días del calendario.
Dicha reforma ajustó no solamente la fecha (el día siguiente al 4 de octubre de 1582 fue 15 de octubre de 1582), sino la frecuencia de los años bisiestos. En el calendario juliano que lo precedió, todos los años divisibles por 4 eran bisiestos; la reforma redujo su número al establecer que todos los años divisibles por 100 dejaban de ser bisiestos, salvo cuando eran divisibles por 400. Así, en el calendario gregoriano el año 2000 será bisiesto, pero 1900 no lo fue.
El calendario gregoriano recibe también el nombre de cristiano, porque emplea el nacimiento de Cristo como punto de partida (el año en que tradicionalmente se cree que éste nació). Las fechas de la era cristiana son designadas a menudo con las abreviaturas d.C. (después de Cristo) y a.C. (antes de Cristo).
El calendario gregoriano se fue adoptando lentamente en toda Europa. Hoy está vigente en casi todo el mundo occidental y en partes de Asia. La Unión Soviética adoptó el calendario gregoriano en 1918, y Grecia lo adoptó en 1923 por motivos administrativos, aunque muchos países de religión cristiana oriental (ortodoxa) conservaron el calendario juliano para la celebración de las fiestas de la iglesia.

Volver Atrás Ir Arriba

Calendario Juliano: Dícese del reformado por Cayo Julio César en el año 45 a.C. y que estuvo vigente en Occidente hasta que se popularizó el uso del (actual) Calendario Gregoriano.

El calendario romano original fue creado hacia el siglo VII a.C. El mismo tenía 10 meses con 304 días en un año que comenzaba en el mes de Marzo. Dos meses más, enero y febrero, fueron añadidos posteriormente, pero como los meses tenían solamente 29 o 30 días de duración, había que intercalar un mes extra aproximadamente cada dos años.
Los días del mes eran designados por el incómodo método de contar hacia atrás a partir de tres fechas: las «calendas», o primeros de mes; los «idus», o mediados de mes, que caían el día 13 de ciertos meses y el día 15 de otros; y las «nonas», o el noveno día antes de los idus.
Este calendario, ya de por sí problemático, se hizo confuso e impráctico cuando los funcionarios del estado romano, encargados de la adición de los días y meses, comenzaron a distorsionarlo para prolongar sus cargos o adelantar o atrasar la fecha de las elecciones.
En el año 45 a.C. Cayo Julio César, siguiendo el consejo del astrónomo griego Sosígenes (siglo I a.C.), decidió utilizar un calendario estrictamente solar. Este calendario, conocido como calendario juliano, fijó el año normal en 365 días, y el año bisiesto, cada cuatro años, en 366 días. El calendario juliano también estableció el orden de los meses y los días de la semana tal como figuran en los calendarios actuales. En el 44 a.C. Julio César cambió el nombre del mes «Quintilis» a Julius (Julio), por él mismo. El mes «Sextilis» recibió el nuevo nombre de Augustus (Agosto) en honor de Augusto, que sucedió a Julio César - Los nombre latinos originales de estos meses derivan de su numeración primitiva, es decir: Antes eran el quinto y el sexto mes, respectivamente. Se cree que Octavio Augusto estableció la duración actual de los meses.
El calendario romano contaba los años a partir del momento de la supuesta fundación de Roma, que según la tradición, ocurrió en el año 754 a.C.

Volver Atrás Ir Arriba

Carlomagno: (742 a 814 d.C.) En latín: «Carolus Magnus», "Carlos el Grande", rey de los francos (768 a 814 d.C.) y emperador de los romanos (800 a 814 d.C.), condujo a sus ejércitos francos a la victoria sobre otros numerosos pueblos, y estableció su dominio en la mayor parte de Europa central y occidental. Fue el rey más influyente en Europa durante la edad media.
Carlomagno fue uno de los más crueles y sistemáticos destructores de las creencias paganas en pos de instaurar el Cristianismo.

Volver Atrás Ir Arriba

Cristo: Término de origen griego y el título más común dado a Jesús de Nazaret; de donde también deriva la palabra «Cristianismo», nombre de la religión que, según la tradición, éste fundó.
El vocablo español «Cristo» proviene del latín: «Cristus» y este del griego: «Christos» (Cristoj), el cual significa: «Ungido» o «Señalado». Esta palabra fue usada en todo el N.T. para traducir a la de origen hebreo «Mesías», es decir «mashiyach» o «mashiaj» (xyXm), fonéticamente: [maw-shee'-akh], la cual también significaba «Ungido». Fue utilizada por los seguidores inmediatos de Jesús para referirse a él por creerlo el «Mesías» esperado para liberar al pueblo judío (el cual fue anunciado en numerosas profecías del A.T.).

Volver Atrás Ir Arriba
 
 

- Ultima actualización: Lunes 11 Septiembre del Año 2000 -